La sequía afecta las previsiones de crecimiento de la economía marroquí

08/08/2022

La sequía que azotea medio mundo con dureza, está teniendo impactos negativos en Marruecos, la más grave en las últimas tres décadas con pantanos a solo el 28 % de su capacidad, ha llevado al Gobierno marroquí y los ayuntamientos a adoptar restricciones que van de bajar el flujo de agua potable a prohibir su uso en el riego de jardines piscinas y el lavado de vehículos.

Marruecos afronta actualmente un verano más caluroso y seco de lo habitual, con sucesivas olas de calor que han provocado incendios en diferentes provincias del país en particular, en el norte, que dejaron cinco muertos y más de 10.000 hectáreas de bosques arrasadas y 3.200 familias evacuadas.

La producción final de los principales cereales para la campaña agrícola 2021/2022 es de 34 millones de quintales, es decir, un descenso del 67% con respecto a la campaña anterior que registró un rendimiento excepcional de 103,2 millones de quintales, indica el Ministerio de Agricultura, Pesca Marítima, Desarrollo Rural y Aguas y Bosques. Sensible a los vaivenes del mercado internacional, Marruecos aumentó este año los subsidios destinados a la harina, entre los productos más consumidos en el país, y suspendió los derechos arancelarios aplicables a la importación del trigo.

El Gobierno de Marruecos revisó recientemente a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB para 2022 hasta 1,5 %, en lugar de 3,2 %, de lo previsto previamente en los Presupuestos de este año debido a varios motivos.