El ministro Albares revela un acuerdo con su homólogo marroquí para poner fin al contrabando

14/05/2022

El acuerdo ya está cerrado. La apertura de los pasos fronterizos y aduanas se aplicará tanto a personas como a mercancías. “Queremos que sea de forma gradual y ordenada, que desaparezca el comercio atípico. Que en materia de mercancías estemos en los mejores estándares internacionales”, avanzó Albares desde Marrakech donde se reunió con su homólogo marroquí, Naser Burita. A lo que el máximo representante de la diplomacia española se refirió como “comercio atípico” en Marruecos y las ciudades autónomas se conoce como contrabando.

Albares indicó que será el Ministerio del Interior quien anuncie la fecha concreta, cuando se solvente los flecos –en material operativa– que faltan. Desde el departamento que dirige Fernando Grande–Marlaska confirman que trabajan a contrarreloj para que no se tenga que volver a acordar una nueva prórroga del cierre de fronteras, que expira el 15 de mayo. El día 17 de este mes se cumple un año del momento de máxima tensión entre los países vecinos, cuando más de 10.000 personas cruzaron a nado a Ceuta ante la permisividad de la policía marroquí.

Según el ministro español, las relaciones bilaterales entre países “se basan en hechos y no en conjeturas”. Y recalcó, en varias ocasiones, que la nueva etapa con Marruecos está basada “en el respeto”.

Cabe señalar que José Manuel Albares llegó a un acuerdo con su homólogo marroquí durante sus reuniones el martes y miércoles pasado en Marrakech de crear dos centros aduaneros en los puntos fronterizos de Ceuta y Melilla sin fijar la fecha exacta y con el objetivo de poner fin al contrabando.