El Hospital Universitario de Tánger, uno de los mejores en África

07/05/2022

 

 

El Centro Hospitalario Universitario de Tánger integra a la perfección una estructura hospitalaria de varios edificios de alta calidad que recuerda la arquitectura vernácula de los pueblos marroquíes en el paisaje montañoso. El Centro Hospitalario Universitario de Tánger se configura como un auténtico campus de Hospital Universitario junto a la nueva Facultad de Medicina y el Centro de Oncología. Su construcción refuerza la estructura general del Campus de la Salud, extendiendo la geometría radiante de las distintas entidades del sitio alrededor del cerro. Mejorará las condiciones de tratamiento del paciente y creará un entorno de trabajo excepcional para los académicos.

Diseñado para una capacidad de 800 camas, el Hospital Universitario consta de tres edificios que descansan sobre una base común. La plaza de entrada dirige a los pacientes a las áreas de recepción ya las articulaciones con las demás entidades del sitio.

El proyecto del Centro Hospitalario Universitario Tánger concede gran importancia a la dimensión medioambiental: el edificio está situado en un parque ajardinado, integrándose a la perfección en el paisaje mediterráneo

El diseño estructural estándar seleccionado (7,50 mx 7,50 m) promueve la modularidad, la escalabilidad y la flexibilidad y anticipa posibles futuras necesidades de expansión al limitar los muros de carga a los núcleos fuertes de los pozos de acceso vertical La base se trata como una base de piedra con patrones que corren horizontalmente, protegidos por un gran dosel. Las tres entidades, más autónomas, dominan la construcción en dos niveles. Sus fachadas exteriores están realzadas por elementos perforados que forman grandes muros pantalla, salpicados por los marcos de ventanas multicolores de las habitaciones. Dependiendo de la hora del día, los edificios producen una variedad de percepciones de colores y reflejos

 

Cabe destacar que el CHU de Tánger ha supuesto una inversión de 2.330 millones de dírhams (más de 214 millones de euros), la mayoría aportados por el Fondo de Catar para el Desarrollo y abarca una parcela de  23 hectáreas en la carretera a Rabat.Cuenta con una capacidad de 771 camas, ampliable a 865, incluye ya un área para pacientes covid-19.