Continúan las labores de rescate de Rayán, un niño de cinco años que sigue atrapado en un pozo de Chauen

03/02/2022

Decenas de empleados de protección civil trabajan a destajo en el norte del país para sacar con vida a Rayan, que se encuentra a 32 metros de profundidad. Las labores de rescate para salvar a un niño de cinco años que cayó este martes en un pozo de unos 32 metros de profundidad en la localidad marroquí de Chauen, en el norte del país, han continuado toda la noche y durante la mañana de hoy, sin que por el momento se haya podido acceder a la cavidad donde se encuentra.

Por el momento, los efectivos de rescate aún no han podido acceder al menor, que se encuentra en una zona ubicada junto a la vivienda familiar en el poblado de Ighran, a unos 70 kilómetros al este de Chauen. Sin embargo, los últimos reportes apuntan a que sigue vivo. De hecho, las autoridades han introducido oxígeno y también han hecho llegar agua con azúcar para mantenerlo con vida.

Los padres del niño permanecen en el lugar esperando noticias nuevas sobre su hijo, mientras, las redes sociales se inundan de mensajes y fotos en apoyo al niño bajo el ‘hashtag’ “Salvad a Rayan”.

Este hecho recuerda al caso de Julen ocurrido el 13 de enero de 2019 en Málaga. Entonces, el niño de 2 años se precipitó por un pozo de prospección de la localidad española de Totalán, en la provincia de Málaga (España), el 13 de enero de 2019.

En un video ha sido difundido por algunos medios de comunicación y por las redes sociales ha mostrado que Rayan sigue vivo y comiendo o bebiendo algo que se le ha llegado a través de los equipos de rescate. No solo Marruecos sino todo el mundo está siguiendo minuto a munito la labor de rescate de Rayán.